Carta abierta a una generación.

Toda aquella generación  que tiene entre los cuarenta y los cincuenta años, son hijos de la Transición. Esta afirmación, de la que no creo que nadie ponga en duda, incluye a todos y en todos los rincones de España. Nos guste o no, somos los herederos naturales por edad.

Los logros de los Carrillo, Fraga, González, Tarradellas, Pujol, Rubial, Garaikoetea y muchos mas sin los cuales no se hubiera podido hacer nada, se ven ahora en su justa magnitud. Sin olvidar a nuestro Adolfo Suárez, figura central de todo el periodo que se acrecienta con el paso del tiempo. Nada de lo que tenemos hoy, lo disfrutaríamos  a no ser por ellos.

Como herederos de una forma de hacer política, basada en acuerdos y en que el bien común es superior a las tacañerías y egoísmos partidistas, hemos fallado por dejación de funciones. Y yo mismo el primero. Hemos dejado que el espacio político lo manipulen personas y partidos, los cuales en su miopía egocéntrica, toman decisiones que afectan a los ciudadanos de forma negativa. Nos han hecho culpables de la situación en la que vivimos y nosotros, por abandono se lo hemos permitido.

Ahora es el momento de recuperar nuestro legado, que la sociedad civil diga: “oigan, hasta aquí han llegado” y que retomemos el impulso inicial  y lo mejor de los últimos treinta y cinco años. La gran mayoría de los ciudadanos están más que insatisfechos. Unos por la economía, otros por los políticos, y todos por los dos. Y eso se ve en la proliferación de nuevos partidos que han aparecido para llenar ese hueco.

La Sociedad Española, madura ya, esta pidiendo a gritos una Nueva Ilusión, unos cambios que hagan desaparecer las excrecencias y excesos que todos vemos en leyes y en pactos entre políticos, patéticos cortoplacistas en sus miras y capaces incluso de derrotar al sentido común. España pide a voces una Segunda Transición con más Democracia participativa.

Han conseguido desvirtuar las Autonomías hasta dejarlas como fincas propias, queriendo convertirlas en una especie de estados dentro del estado, haciendo creer a la ciudadanía que luchan por sus intereses, cuando es al contrario. No por que una Autonomía tenga más transferencias esta mejor gobernada, ni porque un país tenga más leyes es más justo.

Ha llegado la hora de dar un paso adelante, aprendiendo de lo hicieron nuestros padres en tiempos más difíciles. Ha llegado la hora de cambiar las cosas y reclamar explicaciones por el voto. Ha llegado la hora de un Nuevo Pacto Social, que nos arranque la mediocridad, el cinismo, la desidia y el hartazgo que se nos ha instalado dentro de nosotros y envuelve a los estamentos políticos que deberían representarnos.

Ahora es el tiempo y lugar para dejar a nuestros hijos algo mejor que lo que ven. Por que la Democracia es otra cosa y la Sociedad Española se merece un futuro mejor.

Fdo.: Antonio Reyes

Anuncios

4 Responses to Carta abierta a una generación.

  1. Alejandro Cugat Cabistany dice:

    Este texto, en cuanto a su contenido esencial, me parece bastante acertado.

  2. Elvira arias fernandez dice:

    Acepto plenamente sus palabras, reconozco que en la juventud estará el éxito,pero como “añejos” nacidos en la UCD y de la mano de D- Adolfo, ahi volvemos a estar y como decía mi abuela —para un roto y un descosido- Mi mnas cordial abrazo desde Tarragona (Catalunya)

  3. Manuel Reyes dice:

    ¡Hombre! yo diria que es a partir de los cincuenta en adelante,los que somos hijos de la transición,si empezamos a contar desde el 1975/76.
    Es verdad que S.M. el Rey y todos los lideres políticos hicieron posible el cambio de régimen,pero hay que hacer hicapié en que nada de esto hubiera sido posible sin el comportamiento que tuvo “el pueblo español”.Cosa que continuamente se repitió hasta la saciedad en todos los medios de comunicación tanto nacionales como internacionales.Creo que este hecho se ha olvidado y creo también que, algún partido lo recordara, para darle al pueblo su justo reconocimiento y el justo protagonismo que tuvo, y que los partidos parecen haber olvidado.
    Le felicito por la carta,cualquier hijo de la transición que la lea,le agradará como a mí, y seguramente influirá para que muchos desengañados -como yo mismo-de todos los politicos sean del color que sean,nos replanteemos el volver a votar,como no, a un partido que sea transparente y anteponga los intereses de los españoles a los de su persona y de su partido,cosa que sí hizo D Adolfo Suárez,ante el que yo me quito el sombrero y un dia habrá que rendirle un homenaje todos los españoles.Creo que a partir de este instante se produciría un punto de inflexión y volvería a respirarse una atmósfera de libertad parecida a la del inicio de la democracia.

  4. Comparto tu opinión Manuel Reyes, yo tambien he dejado de creer en los políticos y cuando alguna vez se me ocurre darle mi confianza a alguno, la sorpresa que me llevo es mayúscula, ¿porque será?, llevo tres años tratando casi a diario con ellos, de todas las ideológías y solo he conocido unos pocos que merezcan mi total confianza, me caben en los dedos de una mano y me sobran por lo menos dos, ¡eso si! lo que he visto es mucho trepa, mucho cargo pagado por papa, mucho fascista disfrazado de liberal, y pocos, muy pocos políticos decentes que luchen por erradicar a toda esta corte de aprovechados y que evidentemente, al ser muchos son casi imposibles de combatir.

    La carta escrita por Antonio Reyes, como bien dices es agradable, bien redactada y convincente, pero yo, que me he vuelto muy desconfiada dado el panorama político actual, necesito algo más que una carta para convencerme, necesito que los que me dicen que son capaces de sacar este país adelante, son personas con un buen curriculum y sin antecedentes penales ni delitos de asociación indebida, apología del fascismo, delitos violación de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas, Delitos de Asociación Ilícita, Delitos de Falsedad de Documento Público, Oficial y Mercantil, y otros delitos que han cometido muchos de los políticos que tenemos actualmente y otros que intentan hacerse un hueco en tan goloso pastel.

    No se, a mi no se me convence tan fácilmente, a mi solo me sirven y me convencen las personas íntegras que no tienen nada que esconder, esos son los que tendrán mi voto, si es que les dejan llegar a la meta, esos y ninguno mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: